Una de las mayores problemáticas que nos encontramos en el derecho de familia es la atribución del uso de la vivienda familiar tras una separación o divorcio.

Una de las preguntas frecuentes que se formulan continuamente es sobre quién tendrá derecho de uso de la vivienda familiar tras la separación.

En este artículo expondremos y nos enfocaremos en el régimen legal para la atribución del uso de la vivienda familiar en el Código Civil de Catalunya.

Atribución del uso de la vivienda familiar como efecto del divorcio:

En primer lugar, la atribución del uso de la vivienda familiar se puede acordar en convenio regulador de divorcio mutuo acuerdo cuando ambos cónyuges están de acuerdo o mediante resolución judicial.

Los problemas surgen cuando las partes no están de acuerdo y será la Autoridad judicial quien decida. El Juez, en este caso, decidirá conforme a dos criterios básicos:

  • Se atribuirá el uso de la vivienda familiar preferiblemente al progenitor que tenga la guarda de los hijos menores de edad.
  • Atribución del uso de la vivienda al cónyuge más necesitado en los siguientes supuestos:
  1. si la guarda de los hijos fuera compartida entre los progenitores
  2. si los cónyuges no tienen hijos o estos son mayores de edad
  3. si a pesar de haberse atribuido el uso de la vivienda por razón de la guarda de los hijos, se prevea que la necesidad de éste se alargue una vez éstos alcancen la mayoría de edad.

Existe una excepción a esta regla, cuando el progenitor custodio tiene medios suficientes para cubrir su necesidad de vivienda. Si se diera este caso,  se podría atribuir por necesidad al progenitor no custodio o incluso el Juez podría decidir la no atribución del uso de la vivienda familiar a ninguno de los dos.

Asimismo, existe la posibilidad de acordar por las partes la distribución del uso de la vivienda familiar por periodos determinados. Ambos cónyuges pueden disfrutar de la vivienda conyugal organizándose según el mutuo acuerdo que haya llegado entre las partes.

La distribución del uso de la vivienda familiar por períodos determinados se suele dar en los supuestos de custodia compartida entre los progenitores. En este sentido, los menores no se mueven del domicilio familiar y serán los progenitores quienes entrarán y saldrán del domicilio familiar según lo estipulado en el convenio o lo establecido en sentencia judicial.

Es importante resaltar que la atribución del uso de la vivienda a favor del cónyuge beneficiario se tiene en cuenta a los efectos de fijar la cuantía de la pensión de alimentos de los hijos del cónyuge no beneficiario del uso o también de la prestación compensatoria si fuera el caso.

¿Cuándo se extingue el uso?

En base a los parámetros que se hayan seguido para su atribución se extinguirá el uso:

1.- Si se atribuyó por razón de la guarda, se extinguirá cuando los hijos alcancen la mayoría de edad.

2.- Si se atribuyó por necesidad, se extinguirá por vencimiento del plazo acordado o fijado por resolución judicial, por mejora del beneficiario del uso, o empeoramiento del no beneficiario, por muerte o por matrimonio del beneficiario.

De hecho, siempre que se atribuya el uso por necesidad, la atribución se hará con carácter temporal, y es susceptible de prórroga, también temporal, si persiste la circunstancia de necesidad que dio pie a la atribución del uso. Pero es muy importante tener en cuenta que la ley impone un vencimiento para poder solicitar la prórroga, siendo éste seis meses antes de que termine el plazo fijado por resolución. Si no se hiciera en ese plazo, quedaría extinguido el derecho de uso.

Asimismo, la autoridad judicial tiene potestad para sustituir la atribución del uso de la vivienda familiar por la de otras residencias si son idóneas para satisfacer la necesidad de vivienda del cónyuge y de los hijos.

Obligaciones por razón del uso de la vivienda familiar:

En caso de atribución del uso de la vivienda, las obligaciones contraídas por razón de su adquisición o mejora, y los seguros vinculados se deben satisfacer de acuerdo con lo que disponga el título de constitución.

Sin embargo, los gastos ordinarios de conservación, mantenimiento y reparación incluidos la comunidad de propietarios, suministros, tributos y tasas serán a cargo del cónyuge beneficiario del uso.

 

¿Necesita un primer asesoramiento legal? Para más información contáctenos al número de teléfono 93-3176644 o mándenos un mail a la dirección info@ptabogados.com, somos especialistas y le podemos asesorar sin compromiso.