En el momento de tomar la decisión de divorciarse, es importante tener un buen asesoramiento legal con un abogado especialista en Derecho de Familia para conocer en profundidad todos los aspectos importantes y a tener en cuenta antes de solicitar el divorcio, es decir, la disolución del matrimonio.

Divorciarse

La base legal del divorcio viene recogida en el título IV, en su capítulo VIII del Código Civil y concretamente en su artículo 85 se encuentra el concepto de divorcio:

  • Artículo 85:El matrimonio se disuelve, sea cual fuere la forma y el tiempo de su celebración, por la muerte o la declaración de fallecimiento de uno de los cónyuges y por el divorcio.

¿Cuándo se puede pedir el divorcio?

Actualmente, tras la reforma de la ley en 2005, solicitar el divorcio ya no es una tarea complicada y el procedimiento judicial se puede hacer de una manera más ágil y sencilla. En primer lugar, y lo más importante, es que ya no es necesario alegar causa alguna para tramitar un divorcio, ni tampoco es obligatorio tramitar la separación previa, como venía exigido anteriormente.

Tan sólo con que uno de los miembros de la pareja quiera divorciarse ya es suficiente para iniciar los trámites para el divorcio. El único requisito es que los cónyuges lleven al menos 3 meses casados. 

Pero es importante aclarar que también existe una excepción a esta regla: la misma es que no será preciso el transcurso de este plazo para la interposición de la demanda de divorcio cuando se acredite la existencia de un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o libertad e indemnidad sexual del cónyuge demandante, de los hijos de ambos o de cualquiera de los miembros del matrimonio.

A la demanda de divorcio habrá que acompañar una propuesta de las medidas que se hayan de regular, a la cual se conoce como convenio regulador. Este convenio contiene todas las decisiones derivadas de la separación, como la guarda y custodia compartida de los hijos menores de edad (o la guarda y custodia individual de los hijos), el régimen de visitas, la pensión de alimentos, la liquidación del régimen económico matrimonial, las pensiones compensatorias, si las hubiere, la atribución de la vivienda familiar, entre otras cuestiones importantes.

Tipos de divorcio

Existen dos tipos de divorcio: de mutuo acuerdo y el contencioso.

Divorcio de mutuo acuerdo o divorcio express

El divorcio de mutuo acuerdo se produce cuando ambas partes están decididas en romper su vínculo matrimonial y están de acuerdo en las medidas a tomar. Te explicamos más detalles sobre el divorcio de mutuo acuerdo y su procedimiento.

Divorcio contencioso

Por el contrario, cuando una de las partes tiene interés en romper el vínculo matrimonial y la otra parte no está de acuerdo, o ambos quieren divorciarse pero no logran un  acuerdo en las medidas a adoptar tras su separación, no queda otra alternativa que tramitar un procedimiento judicial de divorcio contencioso. Para más detalles sobre el procedimiento del divorcio contencioso, haz click aquí.

En PT Abogados, somos especialistas en divorcios y derecho de familia y nos avala una experiencia como abogados de familia consolidada de más de 75 años. Le asesoraremos para encontrar la mejor solución, tanto para usted como para vuestra familia, acompañándole durante el proceso de divorcio y facilitando las demandas correspondientes a su situación.